Crecimiento sostenible de las mipyme que trabajan con Quinua Real en Bolivia, mediante una agricultura regenerativa y economía circular

La acción busca el crecimiento sostenible de la cadena de valor de la Quinua Real, con la participación de mujeres y emprendedores jóvenes en las comunidades indígenas. La sostenibilidad se ha de dar introduciendo prácticas ecológicas que incrementen los rendimientos y reduzcan los costos de producción, presentando alternativas de creación de valor en una quinua de agricultura regenerativa más competitiva y con mejor precio, e incorporando elementos para el uso eficiente de recursos y la economía circular.

Se propone la agricultura regenerativa que restaura los suelos, elimina la necesidad de ampliar la frontera agrícola y la deforestación, captura carbono de la atmósfera y es amigable con el medioambiente. Como resultado directo del apoyo de la acción, las mipymes podrá acceder a certificaciones en agricultura regenerativa u otras similares que cumplan los requisitos del mercado de la Unión Europea. El mayor problema es que todo el ecosistema donde se produce la Quinua Real se está degradando, como resultado del deterioro de la vida del suelo por prácticas agrícolas no sostenibles, y esto está afectando a la producción, empleo y los ingresos de las mipymes.

El principal reto que tiene la propuesta es presentar alternativas para la transición de la producción de quinua hacia un sistema agroalimentario sostenible que puedan luego ser llevadas a gran escala y afectar toda la zona. Para esto se busca que cada acción genere beneficios directos y sea atractiva de manera independiente, garantizando su implementación por las mipymes y creando de esta manera un efecto sinérgico en todo el sistema.

Consorcio ejecutor:

Entidad coordinadora:

Entidades asociadas:

 Beneficiarios: 

Los grupos destinatarios y beneficiarios finales son las micro, pequeñas y medianas empresas involucradas en el negocio de la quinua y constituidas por comunidades indígenas de pequeños y medianos productores de quinua, las plantas procesadoras y exportadoras de quinua, los importadores y clientes en países de destino, los consumidores locales, mujeres y hombres jóvenes y sus familias.

Los productores de quinua necesitan mejorar su tecnología de producción, incrementar los rendimientos de quinua y bajar sus costos de una manera sostenible y amigable con el medioambiente. Sus limitaciones son esencialmente tecnológicas, están utilizando una forma de producción que no va con la época y sus rendimientos, ahora que los precios de la quinua han bajado, no son suficientes para competir en el mercado. La acción propone cambiar la forma de producción de quinua hacia una agricultura regenerativa que incremente los rendimientos y devuelva la vida al ecosistema suelo, esto ha de permitir la adaptación y el uso de tecnología existente para la siembra directa y, eventualmente, la cosecha mecanizada, bajando los costos de producción y preservando la materia orgánica del suelo. Esto ha de generar externalidades positivas en el medioambiente, reduciendo la emisión de carbono y capturando gases de efecto invernadero de la atmósfera, y en los ingresos ya que el producto final se podrá diferenciar de la quinua tradicional implementando productos con valor agregado.

Las plantas procesadoras y exportadoras, a pesar de la caída de los precios, reciben una materia prima cara y con muchas impurezas que son difíciles de limpiar y tienen costos altos para disponer sus residuos sólidos. Al implementarse medidas de agricultura regenerativa y tecnología de trilla y cosecha mecanizada llega un producto más limpio, que es más barato de procesar y de mejor calidad. La característica de agricultura regenerativa abre nuevos mercados y diferencia el producto del tradicional haciendo esta quinua más competitiva, las plantas procesadoras pueden de esta manera garantizar mercado para la quinua. Por otro lado, implementando el concepto de economía circular las plantas procesadoras pueden bajar el costo de disposición de sus residuos sólidos y enviarlos al campo para elaborar abono que, a su vez, baja los costos de producción y mejora los rendimientos.

 Los importadores en los países de destino en Europa tendrán un producto que cumple con su normativa y que proviene de sistemas agroalimentarios sostenibles, libres de deforestación y ampliación de la frontera agrícola, que afiance los derechos humanos y las consideraciones ambientales en las operaciones y gobernanza empresarial de las empresas.

Por su parte, los consumidores finales, que demandan alimentos naturales, nutritivos y que no dañen el medioambiente, tendrán un producto de alta calidad, quinua más nutritiva y más sana, que no es resultado de la ampliación de la frontera agrícola ni deforestación y más bien regenera el medioambiente. Finalmente, las mujeres y hombres jóvenes y sus familias mantendrán sus empleos y podrán mejorar sus ingresos utilizando procesos más naturales y de bajo costo.

En resumen:

Región/Ciudades de implementaciónDuración Presupuesto totalN° de pymes beneficiarias 
Altiplano Sur de Bolivia24 meses (desde mayo de 2024 a abril 2026)€375000400

Contacta con este proyecto:

José Santa Cruz

Investigación y Desarrollo Agrícola

jsantacruz@jisabolivia.com

Javier Delgado

Impacto Positivo en la Comunidad

jdelgado@impacto-positivo.org

Rolando Oros

Fundación PROINPA

r.oros@proinpa.org